Depredadores de la Libertad de Información 2013

 

Reporteros Sin Fronteras publica hoy, Día Mundial de la Libertad de Prensa, la nueva lista Depredadores de la libertad de Información, con un total de 39 presidentes, políticos, líderes religiosos, milicias y miembros del crimen organizado, que censuran, encarcelan, raptan, torturan y matan a todo tipo de informadores. Poderosos, peligrosos y violentos, estos Depredadores se consideran a si mismos por encima del bien y del mal.

"Estos depredadores de la información son los responsables de los peores abusos contra los periodistas y medios de comunicación en todo el mundo", afirma Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras. "Cada vez se vuelven más efectivos, por desgracia. En 2012, el nivel de violencia ejercida contra los informadores de todo el mundo no ha tenido precedentes. El número de periodistas asesinados ha alcanzado una cifra récord", recuerda Deloire.

"El Día Mundial de la Libertad de Prensa, establecido a iniciativa de Reporteros Sin Fronteras, debe usarse para rendir homenaje a estos periodistas, profesionales y amateurs, que han pagado con sus vidas, su integridad física o su libertad, su empeño en denunciar la impunidad de la que gozan estos Depredadores", añade el secretario general de Reporteros Sin Fronteras.

La lista de este año está compuesta por cinco nuevos Depredadores: el Presidente chino, Xi Jinping; el grupo yihadista Jabhat Al-Nosra, en Siria; los Hermanos Musulmanes, de Egipto; los grupos armados de Baluchistán, en Pakistán; y los grupos extremistas de Maldivas. Se caen, con respecto al año pasado: el anterior ministro de Información y Telecomunicaciones somalí, Abdulkadir Hussein Mohamed; el Presidente de Birmania Thein Sein, cuyo país ha experimentado un avance sin precedentes; el grupo terrorista ETA, en España; y las fuerzas de seguridad de Hamás y la Autoridad Palestina, que acosan en menor medida a los periodistas de lo que venían haciendo.

Para centrar la atención en los abusos de estos Depredadores, Reporteros Sin Fronteras presenta una serie de acusaciones, con la esperanza de que algún día sean llevadas ante los tribunales, y presenta asimismo de forma comparada sus declaraciones propagandísticas con los hechos reales.

Nuevos nombres en la lista de Depredadores

Sale un depredador y entra otro. No es una sorpresa que Xi Jinping haya reemplazado al anterior Presidente chino, Hu Jintao. El cambio en la presidencia china no ha traído ninguna alteración al sistema represivo del Partido Comunista Chino.

La Primavera Árabe también está presente. Los simpatizantes y militantes del partido en el poder en Egipto, los Hermanos Musulmanes, han sido responsables de acosos y agresiones a los medios de comunicación independientes y los periodistas críticos con el partido.

La entrada de Jabhat Al-Nosra en la lista de Depredadores refleja la evolución del conflicto sirio y el hecho de que los abusos contra los informadores no son exclusivamente atribuibles al régimen, también representado en la lista con Bachar el Asad. Los grupos armados opositores demuestran cada vez más su intolerancia hacia los medios de comunicación. Desde el 15 de marzo de 2011 han sido asesinados en Siria, al menos 23 periodistas y 58 internautas. Siete periodistas siguen todavía desaparecidos.

En Pakistán, los grupos armados de la región de Baluchiastán, incluidos el Ejército de Liberación de Baluchistán, el Frente de Liberación de Baluchistán y el Baloch Musallah Defa Army, han convertido a provincia en uno de los lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo. Los grupos armados que quieren la independencia y las milicias creadas para defender al gobierno central pakistaní han sembrado el terror entre los medios de comunicación y creado auténticos agujeros negros de la información. Los servicios de Inteligencia también constan como Depredadores por sus abusos contra los profesionales de los medios. 

Desde el amotinamiento del ejército que depuso al presidente Nasheed, en 2012, los grupos extremistas religiosos han intentado imponer su poder en Maldivas. Ante las inminentes elecciones presidenciales, previstas para julio de 2013, se han vuelto cada vez más agresivos, intimidando a medios de comunicación, blogueros, y usando la libertad de expresión para imponer sus preceptos religiosos mientras niegan la libertad de los demás.

Impunidad inaceptable de los Depredadores

Las agresiones y asesinatos de periodistas siguen completamente impunes. Una impunidad que alienta a los Depredadores a seguir violando los derechos humanos y la libertad de información. La mayoría, 34 de 39, estaban también presentes en la lista del año anterior y siguen violando la libertad de información con absoluto desdén e indiferencia.

Los líderes de varias dictaduras y herméticos países, como Kim Jong-un, en Corea del Norte, Issaias Afeworki, en Eritrea, o Gurbanguly Berdymukhammedov, en Turkmenistán, gozan de una pacífica existencia, mientras los periodistas son silenciados o eliminados totalmente.  El silencio de la comunidad internacional ante los abusos en estos países, como Bielorrusia, Vietnam, Uzbequistán, u otros de Asia Central, no sólo es vergonzosa, sino cómplice.

Reporteros Sin Fronteras urge a la comunidad internacional a no esconderse detrás de intereses económicos y geopolíticos. Ilham Aliyev, en Azerbaiyán y Nursultan Nazarbayev, en Kazajistán saben que nadie les pedirá cuentas por sus muchas reservas naturales. Los intereses económicos se imponen a cualquier otra cuestión, desde China a otros países considerados "estratégicos" por los occidentales.


Los dos Depredadores de Irán, el Presidente Mahmud Ahmadineyad y el líder supremo Ali Jamenei, ya han tomado medidas para impedir a la prensa cubrir de forma independiente las próximas elecciones presidenciales de junio. La oleada de detenciones, iniciadas el 27 de enero de 2013, son una clara evidencia de ello.

Los grupos paramilitares y el crimen organizado -como los Zetas, en México, los Urabeños, en Colombia ,o la mafia italiana, siguen considerando a los periodistas seres demasiado "curiosos", independientes u hostiles. Destaca México, un país especialmente mortal para los profesionales de los medios de comunicación, con al menos 87 periodistas asesinados y 17 desaparecidos desde el año 2000.

En Rusia, desde que Vladimir Putin regresar al poder, las autoridades han llevado a cabo un acoso sin precedentes a las protestas opositoras. El país sigue caracterizado por una total impunidad de los crímenes y violencia ejercida contra periodistas. Un total de 29 han sido asesinados en Rusia desde el año 2000, incluida Ana Politkovskaya.

¿Por qué nunca son llevados ante la justicia?

El nivel de impunidad no tiene una explicación legal. Hay leyes e instrumentos que protegen el trabajo de los periodistas. La Resolución 1738 sobre la seguridad de los periodistas, adoptada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en 2006, establece que, por encima de todo, corresponde a los Estados proteger a los periodistas y al personal de los medios de comunicación.

Sin embargo, los Estados suelen fallar en responder a estas obligaciones, bien sea por su deliberada intención de no castigar abusos de este tipo, bien por la debilidad de su sistema judicial, en algunos casos inexistente, o porque son las propias autoridades las responsables de estos abusos.

Reporteros Sin Fronteras ha propuesto la creación de un mecanismo de vigilancia de la adopción de la Resolución 1738, que animaría a los Estados miembros a adoptar medidas que penalicen asesinatos, agresiones y secuestros de periodistas, al tiempo que ampliaría las obligaciones de los Estados hacia las organizaciones no profesionales de informadores y ayudaría a combatir la impunidad.

A un nivel internacional, los periodistas tienen también garantizado la protección legal en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de Ginebra y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otros instrumentos. Naciones Unidas publicó recientemente un Plan de Acción para la seguridad de los periodistas y el combate a la impunidad de los crímenes cometidos contra ellos.

La creación del Tribunal Penal Internacional no ha supuesto, por desgracia, un importante avance en la lucha contra la impunidad de los responsables de la mayoría de los crímenes contra periodistas, aunque éstos sean profesionales que juegan un papel fundamental en la recopilación de información en los conflictos armados. El Tribunal Penal Internacional sólo tiene jurisprudencia cuando los crímenes se producen en el territorio de un Estado miembro del Estatuto de Roma (creado por el propio tribunal) o si el acusado es miembro de uno de esos países. Además, no especifica los cargos por los ataques deliberados a los periodistas. RSF recuerda la necesidad de que el artículo 8 sea modificado para que los ataques a los profesionales de los medios de comunicación sean considerados crímenes de guerra.

Fuera de la lista de Depredadores

Abdulkadir Hussein Mohamed
Este político somalí ha dejado de ser el ministro de Información y Telecomunicaciones. Su sucesor no parece directamente responsable del acoso e intimidación a los profesionales de los medios de comunicación, que siguen, sin embargo, expuestos a serios peligros en Somalia. En 2012 fueron asesinados un total de 18 periodistas.

El Presidente de Birmania, Thein Sein
Desde su presidencia, iniciada en Birmania en marzo de 2011, la junta militar ha levantado las prohibiciones a los medios y ha sacado de las cárceles a periodistas y blogueros encarcelados, incluidos 17 informadores de la Democratic Voice of Burma. En 2012 fue abolida la censura previa y muchos exiliados han empezado a trabajar desde el interior del país. En 2013 han aparecido los primeros diarios privados independientes.

Las fuerzas de seguridad de Hamás y de la Autoridad Palestina
Las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, en Cisjordania, y las de Hamás, en la franja de Gaza, han salido este año de la lista de Depredadores porque el número de sus violaciones a la libertad de prensa ha disminuido considerablemente los últimos cuatro años. Sin embargo, la situación de la libertad de información en Gaza y Cisjordania sigue siendo objeto de gran preocupación. El gobierno de Hamás ha prohibido recientemente a los periodistas locales que trabajen para medios de comunicación israelíes y muchos periodistas están siendo juzgados por insultar al Presidente Mahmoud Abbas.

ETA
En 2013 la organización desaparece de la lista de Depredadores. En efecto, ETA anunció, en 2011, el “cese definitivo de la lucha armada" y desde entonces no ha cometido atentados contra periodistas o medios de comunicación. Naturalmente, Reporteros Sin Fronteras no olvida a los periodistas asesinados o agredidos por ETA y sigue pidiendo que se haga justicia por los crímenes cometidos. En adelante, Reporteros Sin Fronteras permanecerá vigilante y muy atenta ante el mínimo indicio de amenaza contra la libertad de información atribuido a ETA.

Infome completo en Inglés