Tal al-Mallohi (Siria) 
 
Bloguera siria detenida por los servicios de Inteligencia de el Assad en diciembre de 2009. Fue acusada y condenada de espiar para Estados Unidos. Tras el juicio fue considerada la “mas joven prisionera de conciencia de la Primavera Árabe”. En octubre de 2013 un tribunal sirio ordenó su puesta en libertad pero aún no se ha producido.
 
Detención: diciembre 2009
Acusada de: espiar para Estados Unidos
Condena: 5 años de cárcel
 
Padrinos
Álvaro Ángel Vega Cid (RTVA)
Macu de la Cruz (RSF)
Montserrat Dominguez (Huffington Post)
Rosa Montero (El País)
Rafael Panadero (SER)
Carmen Rengel (Huffington Post)
 
Detención
 
Tal al-Mallohi fue detenida el 27 diciembre de 2009 por los servicios de Inteligencia, en Homs, cuando contaba apenas con 19 años. Las autoridades hicieron una redada en su domicilio y le confiscaron su ordenador y varios objetos personales. Estuvo varios meses en paradero desconocido sin que su familia supiera nada de ella.
 
Su familia afirmó entonces que su detención podría estar relacionada con los contenidos de su blogs, por hacer referencias a la falta de libertad de expresión en Siria. Su madre llegó a escribir al Presidente Bachar el Assad pidiendo la puesta en libertad de su hija.
 
Mallohi tenía tres blogs en los que criticaba a menudo la política internacional árabe y siria, y la Unión para el Mediterráneo (el grupo formado por la unión Europea y 15 países del sur y el este del Mediterráneo). Además era conocida por sus poemas sobre Palestina y sus críticas a las políticas israelíes.
 
Acusaciones y condena
 
Estuvo casi un año detenida extrajudicialmente y transferida a la cárcel de Duma, cerca de Damasco, hasta que fue juzgada en secreto en febrero de 2011, al parecer por supuestos vínculos con Estados Unidos que ponían en peligro la seguridad del país. El Alto Tribunal para la Seguridad del Estado -una corte especial creada al amparo de la Ley de Emergencia del país de 1963- la condenó a cinco años de cárcel por “difundir información a un país extranjero que debería permanecer secreta por motivos de seguridad nacional”.
 
Según medios de comunicación internacionales, los abogados que pudieron asistir al juicio a puerta cerrada aseguraron que el juez no había presentado ninguna prueba para las acusaciones.
 
Al parecer, los cargos de espiar para la embajada estadounidense en Egipto se basaban, en parte, en un carta abierta dirigida a Obama que escribió en su blog, urgiéndole a adoptar una posición más equilibrada hacia los Hermanos Musulmanes.
 
El 23 de octubre de 2013 un tribunal ordenó su puesta en libertad, pero fue transferida a dependencias del Departamento de Seguridad en Damasco.
 
Tras pasar varios meses bajo la custodia del Departamento de Seguridad fue devuelta a la prisión de Adra, pese a haber cumplido ya los cinco años de cárcel a los que fue condenada en febrero de 2011.
 
 
Algunas actuaciones de Reporteros Sin Fronteras y otras organizaciones
 
Septiembre 2010
Reporteros Sin Fronteras pidió la puesta en liberad de Tal al-Mallohi y denunció que estaba en paradero desconocido desde su detención.
 
Amnistía Internacional pidió la puesta en libertad de Tal al-Mallohi.
 
Noviembre 2010
Reporteros Sin Fronteras condenó la decisión del Alto Tribunal de la Seguridad del Estado de Siria de acusarla de espionaje y pidió su inmediata puesta en libertad.
 
Febrero de 2011
Reporteros Sin Fronteras condenó la sentencia a cinco años de cárcel impuesta a Tal al-Mallohi y pidió su puesta en libertad.
 
El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) condenó la sentencia a cinco años de cárcel impuesta a Tal al-Mallohi y pidió su puesta en libertad.
 
El Departamento de Estado de Estados Unidos solicitó la puesta en libertad de Tal al-Mallohi y rechazó las acusaciones de tener vínculos con el gobierno estadounidense.
 
Diciembre 2013
Amnistía Internacional pidió la puesta en libertad de Tal al-Mallohi tras la orden de la justicia siria de ponerla en libertad y su traslado a la custodia del Departamento de Seguridad. 
 
Enero 2015
El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) pidió la libertad de Tal al-Mallohi, bajo custodia desde que un tribunal sirio ordenara su puesta en libertad en octubre de 2013.